Las uñas no crecen para comerse...

“Pero es que no puedo dejar de comerme las uñas” ¿Qué hago?🤔

Bueno te cuento que esto en realidad se trata de un hábito compulsivo de morderse las uñas llamado “onicofagia”. Suele convertirse en un hábito repetitivo e inconsciente para aquellas personas que lo padecen, inclusive ocasionar secuelas como:

🔸Desgaste en los dientes
🔸Cutículas deformes
🔸Formación de verrugas
🔸Infecciones
🔸Afectación por hongos o bacterias
🔸Elevación de los bordes laterales de los dedos
🔸Pérdida total de la uña

Esta es una conducta frecuente entre niños y adolescentes que tiende a desaparecer en la edad adulta, ya que puede verse sustituida por otro tipo de hábitos compulsivos tales como: morder el bolígrafo, mover el pelo con los dedos, fumar, entre otras.

Es un hecho, que las personas que se muerden las uñas no pueden controlar el hábito, tampoco tienen conciencia de que lo están realizando y cuando lo hacen, tienen serias dificultades para poder parar.

Te recomiendo que:
🔹Mantengas siempre las uñas limpias
🔹Cortes las uñas con mucha frecuencia para evitar encontrar que morder
🔹Pintes las uñas con un esmalte de sabor amargo que recuerde siempre que no debe hacerlo
🔹Acudas a consulta de psicología, ya que se encuentra muy asociado a factores emocionales, de ansiedad y/o estrés.

Facebook
Instagram
WhatsApp
Tiktok